2 Oct 2020

Puede que haya manera de acercarnos - Las entregas

A Lara le ha tocado pasar el confinamiento en Burgos, en el pueblo de unos 600 habitantes donde nació y creció, rodeada de verde. Después de un tiempo varias personas le pidieron que les enviase fotos, videos, gestos y paisaje de la naturaleza, porque la echaban de menos. En sus largos paseos por el monte, cuando Lara encuentra un lugar para descansar, baila un rato ahí. Con el tiempo esos lugares se han ido convirtiendo en su sala de ensayo o taller, donde se mueve y baila respondiendo a ese entorno.

A partir de esta experiencia lanzó una invitación a diferentes personas a hacer un viaje extracorporal de la siguiente manera:

Me envías una canción. El título, o un audio que elijas.

Elijo un lugar y me muevo a través de tu audio/canción en él. Así, tú entrarás en mi cuerpo con tu canción y en ese lugar donde esté bailando. Y de la misma manera yo me acercaré a ti durante ese rato.

Después te enviaré la foto de ese sitio donde habremos estado bailando. En la imagen no me verás a mí, sino el lugar.

Iré haciendo un cuaderno que más adelante intentaré editar de alguna manera con todas las imágenes y las coordenadas de cada una, acompañadas por el nombre de la canción y de la persona que estuvo ahí. Como un mapa, donde puedas encontrar dónde bailaste, y a través de esa imagen, que funcionará como huella que dejamos en el paisaje. Y quién sabe, igual en un futuro podemos hacer una excursión recorriendo esas presencias caminando.

Hasta hoy Lara ha realizado 42 encuentros de este tipo. Ahora ha regresado a Madrid, pero tiene intención de seguir desarrollando esta práctica y nos invita a todas a participar a estos acercamientos extra-corporales.

En La Caldera compartirá una propuesta escènica de lo que han sido estas entregas.

LARA BROWN se dedica a la investigación y creación artística desde la escena. El desarrollo de su trabajo gira en torno al análisis de la idea de identidad, el cuerpo y la transformación de este como soporte artístico y generador de pensamiento. Entiende el trabajo de creación como un lugar donde se dan encuentro todas las disciplinas en pos de formular una idea a través de un gesto poético. Esta insistencia en huir de una etiqueta que denomine su trabajo como una disciplina concreta le lleva a formular denominaciones híbridas del mismo que se van colando en contextos definidos como danza, conciertos, museos o laboratorios de investigación. Es responsable del colectivo SUGA, junto al artista SEPA, fundado para el programa en el programa “ Artistas en residencia” de La Casa Encendida y CA2M, con el que completan la propuesta musical Ojo Último. A su vez ha formado parte como performer de Una Exposición Coreografiada, comisariada por Mathieu Coppeland, en CA2M, y de la exposición Todas las Variaciones son válidas. Incluida esta, de Esther Ferrer, en MNCARS.

 

Más sobre Lara Brown en La Caldera

Viernes 2 de octubre a las 20h

Actividad gratuita

Imprescincible reservar en info@lacaldera.info

* Se presenta conjuntamente con 'Invocaciones' de Esther Rodríguez-Barbero y Marta Echaves.