Laila Tafur

Profile picture for user Laila Tafur

LAILA TAFUR nació y creció en Granada, estudió coreografía en Reikiavik y Lisboa, se licenció en el Institut del Teatre y amplió su formación en el MPECV del Reina Sofía y el PEI del MACBA. Como creadora, ha firmado los trabajos Mi armaMonstruoCobaltoCarne de Canción y, actualmente, Maja y Bastarda

2023
Residencia de creación

JONDO CASERO, BAILES DE IDA Y VUELTA

¿Qué puede haber de «jondo» en los bailes «chicos»?

Pues ni un pelo, como no sea para los de su casa, «jondo casero» para una familia que tenga tan poco sentido de la sobriedad que llegue a emocionarse con esos bailarines, tan poco sobrios como ellos, que no saben hacer más que «monerías» retorciéndose y haciendo muecas con la cara.

Menos bromas, señores, que el arte «jondo» es una cosa muy seria.

Vicente Escudero “Mi baile”

Deseo apropiarme de esos bailes «chicos», bailes que no son suficiente, que son poco serios, sobrios o puros, bailes que son poco. Deseo apropiarme del término y poner en valor al mil leches de lo bastardo, que gracias a su no hermetismo y promiscuidad, deja entrar otros tiempos y lugares actualizando la identidad de lo tradicional. Pues es en esa doble temporalidad, en esos mecanismos de construcción ficticios entre lo tradicional y lo novedoso, donde fabricar unos bailes de ida y vuelta en los que se encuentre el folclore de un grupo humano marginal asentado en un territorio concreto, el flamenco, y lo que podría ser el folclore de la post-modernidad, la danza contemporánea. Desde ahí, practicar la convivencia de ambas gramáticas de movimiento, archivos musicales de cada uno, compartir el contexto de cada mundo y usarlo como dramaturgia, como rito y fiesta, relacionar estéticas para sostener o no la necesidad del argumento. Del tablao al teatro, de la disco a la cueva, del gremio a la afición, de la profesionalización a la fiesta improvisada. 

2020
Residencia de creación

Carne de canción

El baile es mi oficio, la cosa que yo practico, donde aspiro a cierta maestría. La danzante experta desea la aparición de una forma en un cuerpo, baila en la brecha de una u otra posibilidad. Se mueve entre la abundancia y la falta, con todo, la chicha y la ficción. Aprende a sostenerse en la desestabilización. En el encuentro con la canción, la danzante se lanza también a lo todavía no producido pero desde una lógica aún más distante. Es una osada, hace como si sí supiera y lo consigue hacer. Como el ignorante de Ranciere, titila entre el saber y el no saber colándose en ambos, mezcla cosas estando atenta a los afectos y su brújula es el placer contenido en el hacer. De este modo cualquier plan o teoría es susceptible de ser actualizado por la práctica, manteniéndose siempre y todavía por definir. 

La danzante-cantante se vuelve audaz en su estudios de erudita ignorante, si la vida grita ella canta la canción de la fricción entre formas y las fuerzas, entre la carne y el significado, entrando en la potencia del tutti froti, clamando la urgencia por encontrar otras prácticas y otros modos de producir conocimiento, agrietar los estatus y disciplinas gracias a aquello que está al alcance de la mano, sosteniéndose en el juego y el placer. 

2015
2016
Residencia de creación

Cúmul

Cúmul es un trabajo que surge de la curiosidad por la formación de figuras geométricas, en concreto figuras relacionadas con los fractales.

Estudiando estas formas, hemos identificado ciertos patrones y roles. A partir de estos roles, hemos creado nuestro propio código, el cual, trasladado al cuerpo y al movimiento nos ha dado un lenguaje compositivo específico.

Profundizando el concepto de los fractales llegamos a descubrir la espiral de Fibonacci y en consecuencia la Sucesión de Fibonacci, en la que basaremos nuestro trabajo.

Decidimos desarrollar una serie de estrategias y juegos en torno a esta sucesión. Creamos una serie de normas muy estrictas que a través de su engranaje pasan a ser nuestro propio lenguaje.

En esta residencia participan Aïda Guirro, Elena Lalucat, Laila Tafur,  Marta Gálvez  y Ana Isabel Guerrero.