Los detectives

Profile picture for user Los_detectives

LOS DETECTIVES nace como un colectivo a partir del encuentro entre cuatro trabajadoras de las artes escénicas: Mariona Naudin, María García Vera, Marina Colomina y Laia Cabrera. A partir de este primer encuentro, las cuatro intérpretes deciden crear su primera pieza, Kopfkino y deciden continuar trabajando conjuntamente. Sus proyectos surgen de la colaboración y de un laboratorio con normas propias que fomentan constantemente el intercambio de los roles entre las intérpretes, y del que nace un estilo de escritura orgánica y fresca. El resultado podría definirse como una "coreografía teatral" o "una danza dramaturgizada", aunque realmente lo más importante es  lo que se produce en una escena esencialmente viva.

2021
Residencia de creación

Concrete Matter

Concrete Matter es un proyecto sobre cuerpos concretos: los nuestros y los de nuestras madres. Es una búsqueda alrededor de la danza, del placer y del vínculo materno-filial. Es bailar con nuestras madres por placer. Construir una polisemia corporal que se genera a partir del encuentro entre nuestros cuerpos a escena. Hablamos del deseo y de su abstracción, que se hace patente en el hecho de estar juntas, ser un cuerpo. Hablamos del presente radical de movernos a una, de cuidarnos y cargar las unas a las otras. De como el hecho coral y el personal colisionan entre sí. De cómo deshacerse y de cómo ser carne.

MADRES Y PLACER. En nuestro tercer trabajo queremos hablar del placer, y hemos escogido hacerlo con nuestros referentes femeninos más cercanos: nuestras madres. Todas ellas nacidas entre el año 51 y el 58, pertenecen a una generación que se encuentra a caballo entre la dictadura y la democracia. Una generación de cambio de paradigma en nuestro país en todos los sentidos y en muchos niveles, en especial sobre el papel de las mujeres en la sociedad española. Ahora que nos encontramos en un momento de cambio radical con respecto a la política de los cuerpos, nos parece pertinente hacer hincapié en este contacto piel a piel, en el placer de tocar, en la gramática del tacto con las mujeres con las que un día fuimos un único cuerpo. Por otra parte, poniendo en el centro la piel queremos reivindicar también lo intangible e improductivo: poner sobre la mesa el universo de los afectos y su papel crucial en cualquier sociedad humana, hacerlo motor de reflexión colectiva y así denunciar la olvido al que le someten quienes nos gobiernan. Hacer apología de toda aquella información que se transmite sin palabras. El placer que reivindicamos no tiene que ver con un producto que se puede consumir, al contrario: no queremos hacerle el juego a la pornografía que pretende traducir nuestros cuerpos en mercancías y productos, sino recuperar el sentido olvidado que contiene el placer más allá del orgasmo, del hecho sexual. Reivindicar una reescritura de lo erótico; reescribir la gramática del placer de tocarse y estar juntas en esta época en que nos aseguran que nuestra supervivencia pasa por no tocar a quienes queremos. Una época que nos empuja a no estar juntas, a la desconexión con las que tenemos afinidad dentro de un mundo apartment hiperconectado.

Desarrollaremos prácticas físicas y corporales el motor será el placer. Utilizaremos el movimiento para investigar el cuerpo concreto, el de nuestras madres como el nuestro. Queremos explorar de qué maneras este cuerpo concreto toma forma, qué significados hace emerger y qué subjetividades se hacen presentes.

2018
Residencia de creación

Las cosas se rompen, la gente se muere

Las cosas se rompen, la gente se muere es la continuación de nuestro último trabajo Kopfkino, una pieza escénica coreográfica que trata sobre el poder de las ficciones en nuestros cuerpos cotidianos y que trabaja desde la corporalidad en estado crudo, el discurso de género en el cine y el análisis diacrónico de cuerpos cinematográficos femeninos de los últimos cincuenta años. 

Mientras en Kopfkino encarnábamos cuerpos ficcionales que nos servían como motor de la acción de la pieza, en Las cosas se rompen, la gente se muere subvertimos este orden y partimos de nuestrod propios cuerpos y biografías para desplazarnos al medievo pre-capitalista y establecer desde la mirada diacrónica una revisión del presente. Partimos de este interés en el período medieval, en las místicas y en la sociedades pre-capitalistas para generar los materiales escénicos. En la búsqueda y creación de éstos tendremos muy en cuenta nuestros backgrounds personales que abarcan diversos ámbitos de estudio como son la antropología, las bellas artes el cine y naturalmente la escena.