8 Abr 2022

Mira-mira

Como cierre de la exposición Veinte rostros y tres multitudes la Fundació Suñol organiza una performance artística en colaboración con La Caldera les Corts, fábrica de creación dedicada a las artes del movimiento, y con quien la Fundació Suñol ya colaboró en 2019 en la performance We Can Dance a cargo del artista Esther Rodríguez Barbero, en el marco de las jornadas O-brim!

La artista Rosa Romero nos presenta una propuesta que nace de su propio cuerpo, con la voluntad de generar complicidades entre el cuerpo, el movimiento y la mirada en el marco de un espacio rodeado de obras de arte que nos miran y nos piden ser miradas.

El mira-mira es un movimiento extraído de Debut, el primer solo de Rosa Romero y el primer movimiento de su Catálogo de movimientos extraordinarios. El mira-mira funciona como un hechizo, porque en esta obligación de mirar se ocultan todas las artes oscuras de lo que llamamos teatro (o danza, o performance, ritual, juego). Rosa dice miradme y en esa orden se materializa la idea de que quizás nunca ha sido mirada, que quizás está siendo mirada por primera vez, como si hubiera estado siempre oculta y de luto preparando ese momento.

 

 

ROSA ROMERO (1986)Actriz y creadora gaditana se licenciada en arte dramático en la ESAD de Málaga (2008), en esta ciudad trabaja en compañías jóvenes como Bajotierra o La Mordiente, con las que compartía el interés por la creación y la experimentación escénica. Formó parte también, de la gestión de una de estas compañías, La Caldera. En este mismo periodo Malagueño, estudia regiduría en escénica técnica, escuela pública de formación cultural de Andalucía y colabora, junto a un grupo de compañeros de profesión, en la creación del festival de escena alternativa de Málaga, El Quirófano. Tras pasar por la Escuela de Interpretación de William Layton (Madrid), vuelve a su ciudad natal, San Fernando, donde crea y coordina un espacio de creación llamado “Estratería” de donde surgen numerosos proyectos relacionados con lo escénico desde una metodología abierta, colaborativa y de mediación con el contexto. Algunos ejemplos son “Las protagonistas” “Metáfora de la cocina” o  “Como el agua”. En paralelo a este proyecto de mediación, en 2014, inicia el camino hacia la creación personal poniendo la atención en el cuerpo, en la recuperación del baile heredado y la comunicación bruta con los espectadores.

Más sobre Rosa Romero en La Caldera

Viernes, 8 de abril

Primer pase a las 19:00h

Segundo pase a las 20:00h

Apertura de 18h a 21h