FESTIVAL SÂLMON'22

Sentimos esta 10ª edición del festival Sâlmon como una membrana conectora y metamórfica que nos pone en relación con el presente de los artistas invitados, las comunidades, los contextos y con los espacios de creación de artes vivas de la ciudad que apoyan al Festival.

Como consecuencia de la fuerza centrípeta que nos llevó a convivir dentro de un plató de televisión experimental durante cinco días en el Sâlmon de 2021, este año la energía centrífuga expande esta membrana elástica por varios espacios de la ciudad de Barcelona. Con la intención de poner de manifiesto que las artes performativas pueden ver la luz en contextos muy variables, este Sâlmon 2022 habita en Santa Mónica, CCCB, La Caldera y el Mercat de les Flors y establece con cada uno de estos espacios una relación particular .

Este año queremos generar particularmente un desplazamiento de la educación para enfocarnos en el aprendizaje como un proceso continuo y abierto que involucra subjetividades colectivas. Hemos invitado a una serie de creadores que ponen en movimiento estas cuestiones a través de diversidad de formas y relatos.

Esta membrana metamórfica se podría llamar Salmonstein porque a lo largo de su vida ha estado compuesta de carnes de especias e interespecies variables, con un ensamblaje bastante diverso. Durante este ciclo 21-22, podría ser Salmonator porque a base de resistir se ha convertido en una membrana cíborg que con persistencia malévola celebra su décima edición.